domingo, abril 26

Testimonios en el Libro de los Muertos sobre los Misterios Egipcios

Testimonios en el Libro de los Muertos 
sobre los Misterios Egipcios

El mismo Libro de los Muertos testimonia en múltiples pasajes la existencia de ritos secretos y de un conocimiento reservado a unos pocos.
“Ten mucho cuidado de no hacer esto delante de ninguno, excepto tu padre o tu propio hijo, porque éste es un gran secreto del Amenti” (rec.137 LM).
“Soy tu hijo mayor, el que ve tus secretos...”(rec.44 LM)
“Osiris Ani, triunfante, no dirá lo que ha visto ni repetirá lo que ha oído sobre los asuntos secretos” (rec.133 LM).
“Salgo a la luz día, camino sobre mis dos piernas, con el poder de los pasos de luz, porque conozco los caminos secretos de los pórticos de las Marismas de los Juncos”(rec.86 LM).
“Vengo hoy de la Casa del Doble León, he procedido adelante desde allí hasta la Casa de Isis, a los secretos ocultos, he sido guiado hasta los misterios sagrados, allí he visto el nacimiento del Gran Dios”... “La sabiduría me ha sido otorgada para que yo triunfe sobre mis enemigos. Los misterios han sido desvelados para mí, las cavernas secretas han sido abiertas para mí, dejad que yo pueda entrar en El Señor del Alma, grande y majestuoso”(rec.78 LM).
“Verdaderamente ha entrado en la casa de Osiris, verdaderamente ha visto las cosas ocultas que estaban allí”(rec.125 LM).
“Thoth me ha ayudado de manera que yo pueda estar con Horus en el día de dejar abiertas las puertas de las Cosas Secretas en Ra-stau”(rec.1. LM)
“Puedes alborozarte por él, pues ha sido iniciado en las palabras de los dioses” (rec.78, LM)
Otras alusiones son las que se refieren al iniciado como un recién nacido, o como en otras tradiciones, a un niño, que en el lenguaje simbólico se refiere a los iniciados o neófitos, así en la introducción de la recitación 125, el osirificado/candidato ante Anubis dice que:
“...He surgido de las aguas del río, y tras hacer una ofrenda de incienso, he seguido mi camino por las acacias del Nilo para volverme un niño”
Tras lo cual para justificar su derecho a entrar dice que él ha pasado por diversos lugares, que ha salido victorioso de ciertas pruebas y que:
“soy yo quien ha entrado en Ras-tau (el lugar de iniciación) y ha visto las cosas ocultas. He mantenido oculto aquello que encontré y que estaba perdido” (alusión a la palabra perdida de otras tradiciones iniciáticas).
En la recitación 54 después de hablar de los que moran en el “huevo”, es decir la tumba-iniciática, cuyo jeroglífico es el mismo que el de la palabra huevo, porque de ahí es de donde surgirá el nuevo ser transformado, se dice:
“¡Oh dulce señor de las dos tierras!, quien moras en la abundancia entre
lapislázuli, guarda a los niños en sus nidos para que puedan llegar hasta vosotros”.
Estas referencias y otras alusiones más complejas abundan en el Libro de los Muertos Egipcio refiriéndose a la existencia de ritos sagrados ocultos y transformaciones de conciencia a las que podríamos calificar de iniciaciones.

Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario