jueves, mayo 14

Alma Grande, Alma Viva 03 - El Alma que Danza y Canta

EL ALMA QUE DANZA Y CANTA


-¡Vamos Zander! ¡También quieres que dance el alma! ¿No es demasiado...?

-¿Y qué sientes tú cuando estás alegre? ¿Y cuando estás enamorado? Mira cómo caminas cuando estás lleno de entusiasmo ¿no zapateas disimuladamente al caminar por las calles, y no contienes tu brincar para no ser tomado por loco?. Pues claro que sí, el alma danza, el alma anima. Y cuando falta amigo... los brazos caen, la espalda se dobla bajo el peso de la tristeza, y los pies se tambalean, sin dirección definida.

El alma egipcia es un alma danzante. Es un pájaro que vuela libre cuando el cuerpo muere, pero que mientras vive encerrado en el corazón aletea comunicando su impulso a cada átomo del cuerpo. ¿No es acaso Egipto la cuna de la danza? Llena tus ojos con sus bellos dibujos, recrea tu mirada en las bellas formas de las danzarinas, en todas partes las verás. Ayer y hoy.

-¿Te refieres a eso que llaman la “Danza del Vientre”?

-No, por supuesto que no, eso sólo es para turistas. Yo hablo de la danza baladi, la danza femenina campesina, y de las danzas guerreras y de los caballos del Alto Egipto.

-Háblame de ellas pues.

Al-Hussein

-¿Nunca has caminado por la zona del Hussein, junto a la gran mezquita, y por Sayeda Zeinab y otros barrios populares?

-Desde luego, me encantan esos lugares, ¿pero qué tienen de particular en este tema?

-Observarlos, aunque muchos llevan generaciones viviendo en Cairo, aún tienen sus raíces en el pueblo, lo que ellos llaman El-Balad, y se sienten orgullosos de ello. Lee lo que el muy conocido músico egipcio Hossam Ramzy escribió sobre el tema:

Hosam Ramzy

"...Bien. Echemos ahora un vistazo a la vida de esta gente Baladi, vamos a fijarnos en una imaginaria joven y estudiar su vida diaria, lo que se espera de ella, lo que ella espera de la vida, sus conexiones con el mundo y como responde a las mismas. Llamémosla... Zeinab.


La familia de Zeinab no es rica, vive en una área pobre, Haret Zeinhom. Su padre trabaja en una factoría ganando muy poco y apenas puede mantener a la familia: su madre, otra hermana menor y dos hermanos más que tienen 25 y 23 años. Es la tercera en la familia, y tiene 18 años, totalmente hecha y madura, podría romper su corazón con que solo le mirase de soslayo una vez. Largo pelo negro y una cara bella como la luna sonriendo desde arriba, en la que también puede observarse el respeto por las tradiciones familiares que no solo le ha sido inculcado, sino metido a palos por sus protectores hermanos quienes son demasiado temerosos, COMO TODO EL QUE LEA ESTO, con respecto a su grado de reputación, honor y respeto.

Esto es TODO lo que la gente BALADI tiene, y esto es TODO lo que les importa: AUTORESPETO Y SER RESPETADO POR “TODOS” LOS OTROS.

Bien, ahora puede ser que frunza el entrecejo y diga: “los hermanos y hombres controlan a la joven, etc, etc.”, pero antes que hagan eso, por favor pregúntenme una cuestión vital: 

    Pregunta: ¿Quien o qué son las mujeres para un egipcio?
    Respuesta: Una mujer para un egipcio es: Madre, Hermana, Hija, Tía, Abuela, Prima, Novia, Esposa     o Compañera de Trabajo.

Bien, pues un egipcio NUNCA dice no a cualquiera de estas señoras. Ellas controlan totalmente su vida. Lo que come, lo que lleva puesto, donde va a dormir, el trabajo del que ELLAS estarían orgullosas que el hiciera, y ELLAS ESCOGERÁN PARA EL LA MUJER PARA CASARSE.

Conozco de muchos desastres de algunos pobres hombres casados con una chica que no era del gusto de las mujeres de la familia: el Infierno en la Tierra. Creedme, mi hermano hizo eso hace 28 años, y vive para lamentarlo.

No obstante las mujeres tienen para ellas mismas su propio código moral de conducta, de lo que consideran que es una buena mujer o no lo suficientemente buena. Ella tiene que poseer ciertas cualidades y trazas que tienen que ser aprobadas. Ya ve: ella se convertirá en la puerta y representante especial para convencerlo, a su manera, para hacer lo que el resto de las mujeres de la familia quieren que el haga.

No estoy aquí para quejarme acerca de nada, solo estoy fascinado por la forma en que este juego de ajedrez es llevado a cabo. Es el juego de la vida, y las mujeres egipcias la juegan a fondo hasta sus ultimas consecuencias.


Recuerdo una vez cuando yo era joven en El Cairo. Yo tenía un muy buen amigo, que era percusionista y tocaba el tamboril, llamado Tarek. Ambos pertenecíamos a familias muy “sofisticadas” de clase alta (ooops)... Un día Tarek y yo caminábamos por el Hussein e íbamos detrás de una mujer baladi, ella podía muy bien tener alrededor de 28 años de edad, mientras que nosotros tendríamos 16 o 17. Ella iba vestida con una larga galabeya que llevaba suelta, pero cuando la melaya –el pañuelo ancho y largo cubriendo la parte de arriba- quedaba ajustada alrededor del cuerpo, se podía ver la magnificente forma de Coca cola que adoptaba el cuerpo. Había una cierta parte de los costados de su espalda que se movían independientemente como dos hurones luchando en un saco, tan rítmicamente que Tarek y yo comenzamos a cantar al ritmo de su paso el maqsoum:

Dom tak Trrrrak Dom Retitak...

Y después de hacer unas cuantas veces eso rompimos a reír. Nunca olvidaré aquel día. Caminaba como si no hubiese otra mujer digna de mirarse en este planeta olvidado de Dios excepto ella. En lo que a ella concernía ella era ESO. Orgullosa, fuerte, gentil y muy respetable, y llena de poder femenino.

Imagine que esta era Zeinab.

Su pequeña hermana Soad se casa en estos días, este probablemente es el día más feliz de Zeinab, más aún que la noche de su propio matrimonio. Para ella, ahora el deber de su familia está completo y su padre y madre pueden empezar a tener un poco de vida propia para ellos mismos.¿No cree que ella va a danzar esta noche?, Puede apostar hasta la última gota de su petaca que lo va a hacer. Y además en PUBLICO también.

Pero, ¿cómo va a hacerlo sin romper las tradiciones, sin mostrar demasiado de su feminidad y avergonzar así a su marido, quien tiene que ser respetado y ofrecer la imagen de que es el “LEÓN” de la familia, si no de todo el vecindario, de manera que permanezca callado y haga lo que se le diga?

Va a tener que hacerlo muy lentamente y poco a poco... Acompañada por un pequeño taqsim con laúd, o más recientemente por un acordeón o saxofón, o incluso hoy en día por un organillo electrónico, tendrá que danzar sobre el lugar, con pequeños movimientos, muy contenidos, pero llenos de sentimiento por la música, expresándola. Si la música produce una larga nota, se balancea con ella tanto tiempo como dure, tanto como las cañas de bambú a lo largo de las orillas del Nilo, balanceándose con la fuerza de la brisa. Pero si la música consiste en sonidos pequeños y entrecortados, o incluso trémolos, ella los acompaña chispeando y tremolando también.


Una vez el ritmo se ha establecido, Zeinab danzará, todavía conservativa pero serpentinamente, expresando una sensualidad mas reservada y un toque femenino personal. Llegado ese momento los músicos saben que todo marcha bien, y poco después entra en un tipo diferente de preguntas y respuestas. Estas son más cortas, mas rápidas e indican la posibilidad de que un ritmo también más rápido pueda llegar. Es entonces cuando entran de forma completa en el tempo maqsoum, el ritmo quebrado. Para entonces Zeinab está ya libre de toda inhibición, y ¡que diablos! , al fin y al cabo es la boda de su hermana, y ella sabe muy bien que ya ha atormentado a su marido hasta el punto de dejarlo frustrado en total silencio y encadenado por la locura, que ya nada importa... Pero también ella conoce la forma melosa absolutamente dulce como la miel con la que le tiene atrapado en su dedo meñique... Entonces llega EL SOLO Y ÚNICO PASO DE DANZA QUE ES VERDADERO Y TRADICIONAL Y CONOCIDO A TODA MUJER EGIPCIA, EL VIRAJE Y REGATEO DE CADERAS. Y la fiesta nupcial se incendia en el fuego bendito.


Y así continúa, por ello esta parte es llamada también el TET. Esta parte puede seguir por cierto tiempo, pero entonces lo último es ir a casa, al menos para la gente baladi, no es así? Eso es volver a las raíces, al campo, a las granjas, a la familia, al estilo de vida campesino, por lo tanto aparece otro Met-Attaa de preguntas y respuestas pero que van decreciendo gradualmente, de tal manera que se pueda extraer el ritmo fellahi - campesino- del ritmo mas rápido del maqsoum. Esto lo convierten normalmente en la forma de andar egipcia.

Entonces ya es mas que suficiente, ahora ya lo ha visto todo, y hagamos frente a las cosas tal como son, el marido está a punto de romperse una costilla sonriendo tan profundamente. Ya que ellos fueron los que trajeron este frenesí de danza y música, ellos también tienen que calmar las cosas gradualmente o en caso contrario la gente se volverá loca si ella para súbitamente, así que disminuyen el ritmo lentamente, lentamente, hasta que vuelve al taqsim original y suavemente lo detienen..."

Nota: Zander, mientras me contaba lo anterior, no ha podido dejar de ejemplificar con sus movimientos: ahora yace caído en el suelo y mareado, aunque con los ojos brillantes de satisfacción, después de haber danzado como un torbellino.

- Dom tak Trrrrak Dom Retitak... Dom ta ta tak Trrrrrrrrak Dom Retitak...tak tatak. Los tambores... la flauta, el laúd, en realidad no han cambiado muchas cosas....¡Ahh, viejos tiempos! El tambor es como el corazón, fíjate que curioso, es el único instrumento orgánico que poseemos, el ritmo del corazón, el ritmo del alma... Dom tak Trrrrak Dom Retitak... Tambores para la guerra, tambores para las grandes ocasiones. Las palmas también se usaban y se usan, otra forma de tambor de carne para acompañar la música, para expresar contento... para adular...

(Tengo que cortar, está loco, continuaré desgraciadamente)








No hay comentarios:

Publicar un comentario