jueves, junio 4

Geografía Sagrada de Egipto 02 - Egipto: Cápsula Dorada Fuera del Tiempo

Egipto: Cápsula Dorada Fuera del Tiempo


Las múltiples correspondencias ─ cielo y tierra, direcciones del espacio, Nilo terrestre y celeste ─ se completan con el tiempo mítico, el tiempo de los inicios y de los dioses, al cual los egipcios tratan de volver a lo largo de toda su historia. Por eso cada nuevo Faraón inaugura con su reinado ese tiempo, el año primero. Egipto es una cápsula dorada en el tiempo, que lo hace un lugar habitable para los dioses, hombres y animales.

El Curso del Nilo y Osiris

Egipto y el Nilo son uno, es el regalo de los dioses, sus aguas benditas representadas por la figura de Hapi, el río con pechos henchidos y vientre lleno, dispuesto para alimentar y dar vida a todos los seres que bebían de sus aguas. 

Cierta tribu de libios asentados en el Delta, se negaron a pagar los tributos. Alegaban que ellos no eran egipcios. Consultado el Oráculo de Siwa, donde el dios Amón hablaba, éste dictaminó que todos los que bebían de las aguas del Nilo eran egipcios. 

Ta Mery, la "tierra amada", o también Kemet, la "tierra negra" y rica en limo, constituía Egipto. El Valle Vivo, con sus alternantes tres estaciones, su poder de regeneración y vida, lo identificaban y hacían uno con Osiris, el dios redentor y que enseñó a los hombres muchas cosas, pero sobre todo a adquirir la inmortalidad, a vencer la muerte y conquistar la Eternidad, como la misma vida del Nilo.

Las dos tierras reverdecen por tu causa, en presencia del Señor de los Confines (Osiris)... tú, de cuerpo dorado, azul la cabeza, y cuyos brazos son de turquesa...
[Libro de los Muertos, Himno a Osiris]

Osiris es Egipto: su cabeza es el cielo azul, su pecho dorado el espacio por el que circula el Sol, y sus brazos son las aguas turquesas del río. Osiris era la fertilidad de la tierra, el poder de renovación. En otras civilizaciones clásicas encontramos un paralelismo: el rey justo y legítimo hace por su sola presencia florecer las tierras: “El Rey y la Tierra Son Uno”. Por el contrario, las catástrofes naturales, el hambre y la devastación eran consideradas el resultado de la disrupción del lazo que unía el Cielo con la Tierra, como consecuencia de un rey indigno. 

La primera estación del año, Akhet, del 19 de Julio al 15 de Noviembre, era la Inundación, la llegada en abundancia de las aguas corriente arriba.

Desde las Aguas del Océano y Tiempo Primordial surge Hapi el Nilo

La segunda era la siembra, Peret, del 15 de Noviembre al 15 de Marzo. Era el momento de la Germinación.

Osiris Nepra, germinando

La tercera era la cosecha, Shemu, del 15 de Marzo al 13 de Julio, época de la Siega y el Trillado.

El Osirificado en el Más Allá recoge lo sembrado en la vida

La vida de Osiris era la misma vida del Valle y del Nilo, ciclos recurrentes de muerte y vida, inundación y sequía. Pero, no hay que confundir el río como accidente geográfico, aunque obviamente relacionados, con el "Nilo Mítico". El Nilo físico tiene su origen tal como la geografía enseña en las entrañas del África Negra, pero el Nilo Mítico, como Osiris tiene también un nacimiento mágico en conexión con su imagen celeste, el Nilo Celeste conocido hoy como la Vía Láctea.

Bigeh en primer plano, Philae al fondo

Al Sur, hay una isla llamada Bigeh, está situada enfrente de la isla de Philae. Bigeh, llamada también "Abaton", "la inaccesible", era considerada aún más sacra e importante, pues era santuario de Osiris con 365 altares, uno por cada día del año dedicado al dios. El acceso sólo estaba permitido para los sacerdotes y siempre en silencio.

En una cueva en esta isla se situaba el origen mítico del Nilo. En dicha cueva, bajo el agua, se encontraba grabado en las paredes el simbolo del nacimiento del río: Hapi, el rio Nilo, protegido por una serpiente alrededor y vertiendo dos jarras de agua, símbolo de Acuario.


Este punto geográfico era la imagen en la tierra de la constelación del Muslo, la Osa Mayor. La leyenda cuenta que el cuerpo de Osiris fue troceado en 7 ó 16 (1+6) partes según versiones, cada parte se encontraba enterrada en un lugar sagrado a lo largo del valle. Pero aquí en Bigeh, de manera especial la constelación reflejaba su poder de manera especial. Osiris, el "dios monopodio", de una sola pierna, porque su cuerpo es reflejo de esa constelación:

Osiris y la constelación del Muslo (Osa Mayor)

Y desde ese lugar mágico se extendía el manto de las estrellas de la Vía Láctea, haciendo brotar templos y ciudades sagradas en su recorrido mágico. El egiptólogo Georges Daressy (1864 – 1938) fue quien estudió y cartografió dicha distribución (PDF adjunto, descargar Daressy.pdf) haciendo corresponder cada nomo o provincia con las correspondientes constelaciones y planetas...

Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario